Escucha activa: 10 preguntas y respuestas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La escucha activa es una herramienta clave para la construcción de la reputación de la reputación corporativa. Las empresas que escuchan lo que quieren sus públicos objetivo (clientes, proveedores, empleados, accionistas…) puede articular respuestas y generar conversaciones de valor con clientes, incrementar los niveles de compromiso de sus trabajadores, tener informado y satisfecho al accionista, anticipar crisis

Estrella Montolió, en su libro Cosas que pasas cuando conversamos, destaca la capacidad la capacidad cerebral de sincronizarse con el habla de los demás, y la marca como “la mejor manera de comprender que las palabras nos representan y, por tanto, nuestras conversaciones cotidianas modelan quiénes somos socialmente”.

Conversar es una cuestión de actitud. Pero siempre merece la pena. Y la comunicación (conversación) comienza en la escucha.

¿Qué es la escucha activa?

La escucha activa es una habilidad que se puede adquirir y desarrollar con la práctica. … ‘Escuchar activamente’ significa, como su nombre indica, escuchar activamente. Eso es concentrarse completamente en lo que se dice en lugar de simplemente ‘escuchar’ pasivamente el mensaje del hablante. La escucha activa implica escuchar con todos los sentidos, y entender lo que el otro usuario quiere decir, y no lo que dice. Interpretar sus palabras, sus tonos, sus gestos. Prestar atención para, de verdad, entenderle.

¿Cuáles son las ventajas de la escucha activa?

¿Qué ventajas obtiene una empresa que practica la escucha activa? Las ventajas de la escucha activa son numerosas. Entre esas ventajas:

  • Ayuda a construir conexiones. Relaciones de valor. Conversación con los grupos de interés.
  • Ayuda a las organizaciones a generar confianza. …
  • Ayuda a las empresas a identificar y resolver problemas. Anticipar crisis. Las crisis siempre se generan por algún aspecto que ya era conocido por alguien de la organización (a quien nadie escuchó).
  • Ayuda a las organizaciones a aumentar su conocimiento y comprensión en varios temas relevantes.
  • Evita que las organizaciones pierdan información crítica.

¿Como se aplica la escucha activa a la comunicación?

La escucha activa en comunicación es muy relevante. Si escucha a tus grupos de interés y te preocupas por saber qué quieren. Si además demuestras un esfuerzo por responder a esas preguntas, generarás una relación de confianza que tendrá incidencia directa en tu reputación corporativa y en tu cuenta de resultados.

Encontrar el equilibrio entre lo que tu empresa necesita contar, y lo que lo tus públicos objetivos objetivos quieren saber aporta múltiples beneficios para cualquier organización.

¿Cuáles son cuatro buenos ejemplos de escucha activa?

Las técnicas de escucha activa incluyen:

  1. Generar confianza y establecer una buena relación.
  2. Demostrar preocupación.
  3. Parafrasear para mostrar comprensión.
  4. Usar señales no verbales que muestren comprensión, como asentir con la cabeza, hacer contacto visual e inclinarse hacia adelante.
    Afirmaciones verbales breves como “Ya veo”, “Lo sé”, “Seguro”, “Gracias” o “Entiendo”

¿Qué son las 3A de la escucha activa?

Los tres “A”, que son actitud, atención y ajuste, juegan un papel clave en las habilidades de escucha. Una vez que comprenda cómo afectan su capacidad de escuchar, lo más probable es que permanezcan en su mente y lo mantengan alerta cuando se trata de los momentos en que más los necesita.

¿Por qué es tan importante la escucha activa?

La escucha activa es muy importante porque construye relaciones sólidas entre las organizaciones y lo sgrupos de interés. Puede que no sea algo natural para muchas empresas, pero se trata de una habilidad de comunicación imprescindible. Convertirse en un excelente oyente requerirá determinación y práctica y valdrá la pena tanto en su vida profesional como personal.

¿Cuáles son los 5 estados de la escucha activa?

El autor Joseph DeVito, en el año 2000, publicó un documento en el que dividía el proceso de escucha en cinco etapas:

  1. Recibir.
  2. Comprender.
  3. Recordar.
  4. Evaluar.
  5. Responder.

¿Cómo demuestras la escucha activa?

Puedes demostrar que eres un oyente que practica la escucha activa de las siguientes formas:

  1. Aborde cada diálogo con el objetivo de aprender algo.
  2. Deje de hablar y concéntrese de cerca en el hablante.
  3. Abra y oriente la conversación.
  4. Profundice en los detalles.
  5. Resuma lo que escucha y haga preguntas para comprobar su comprensión.
  6. Anime con comentarios positivos.
  7. Escuche el significado total.
  8. Preste atención a sus respuestas.

¿Cómo puede mi empresa establecer métodos de escucha corporativa?

Hoy en día la tecnología te permite conocer todo lo que tus grupos de interés dicen de tu empresa y de la competencia. Los puntos de contacto corporativo con clientes, proveedores, empleados, accionistas, legisladores, existen, están ya instalados. Y si no, puedes crearlos. Si quieres, DATA Comunicación te ayuda a crear un panel de escucha. Verás cómo resulta positivo. Si quieres, llámanos y hablamos.

¿Resulta complicado activar en mi empresa un plan de escucha activa?

No resulta complicado ni caro. Es una cuestión de actitud y de iniciar y ejecutar un proyecto, de manera planificada y estructurada. Los resultados positivos hacen que siempre merezca la pena.

Foto de Etienne Boulanger en Unsplash

asier

asier

Fundador de DATA Comunicación. Presidente de la delegación norte de Dircom. Periodista de formación. Inquieto y curioso por definición. Comprometido con lo que hago.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Abrir chat
1
Hola 👋
¿Te podemos ayudar?